Miedo a los petardos

Llega la Nochevieja y con ella ¡los petardos! Y el problema es que muchos de nuestros perros lo pasan muy mal, lo cual no me extraña nada, porque teniendo en cuenta que oyen 5 veces más que nosotros ¿os imagináis oír que una bomba estallara cerca de nosotros?

Sin embargo, yo hasta que no vi a Blondi pasarlo tan mal la primera Nochevieja nunca antes me había parado a pensar lo dañiños que pueden ser. Y como petardos se tiran en muchas más fechas del calendario, me puse manos a la obra y con estos consejos he logrado que los tolere sin que se ponga tan nerviosa.

Lo primero que hice fue exponerla de forma suave a estos sonidos llevándola a que vea los fuegos artificiales de lejos, a la feria, al centro de Madrid… Eso sí, siempre atada porque nunca se sabe cuando pueden asustarse y salir corriendo o que incluso alguien tire un petardo cerca de nosotros.

Es importante que nosotros mantengamos la calma y se lo transmitamos a ellos. Uno de los errores más frecuentes que cometemos cuando vemos que lo pasan mal, es acariciarlos cuando en realidad lo que estamos haciendo es reforzar su estado de miedo, estrés y ansiedad. Lo hacemos con toda nuestra buena intención pero en esos momentos más que nunca debemos ser su referente de calma.

No obstante en días como Nochevieja que los petardos son tan constantes y numerosos, intento camuflar al máximo el ruido. Para ello cierro ventanas, bajo persianas y pongo la tele un poco más alta de lo normal para disimularlo y que asocien el sonido de la televisión a uno inofensivo y al que están acostumbrados. Blondi se queda siempre en su camita donde se siente más tranquila y segura, y si es con una manta mejor para que se sienta más protegida.

img_3751

Existen productos específicos elaborados con fórmulas naturales y que tienen una acción calmante que les reduce el estrés. La verdad que el miedo que ha tenido Blondi no ha sido desmesurado por eso no me ha hecho falta acudir a ellos pero si vuestro perro se pone a temblar y siente mucha ansiedad consultar este tipo de métodos.

Otro truco es darle alguna chuche que les dure tiempo antes de que empiecen las uvas y así que esté entretenido y calmado con eso para cuando empiece la pirotecnia.

Si aún así se asusta y busca un sitio donde resguardarse, no hay que molestarles o sacarles de allí y mucho menos regañarles porque tengan ese miedo.

¿Conocéis alguna técnica más para que pasen una buena noche de final de año sin sustos?

Nosotras por el momento nos adelantamos y os deseamos un año repleto de amor perruno.

¡Feliz 2017!

IMG_3855.png

2 thoughts on “Miedo a los petardos

Deja un comentario