¿Existe la depresión postvacacional en perros?

No lo podemos negar: la vuelta a la realidad es dura. Se acabó despertarse tarde, ir a la playa, tumbarse a la bartola en el sofá, salir a comer fuera… y a nuestros perretes se les reducen sus horas de estar acompañados, su tiempo de juego, los paseos interminables, el ir de terrazas, conocer nuevos perros…

¡Vamos que volver de las vacaciones no es bueno ni para las personas ni para los perros!

Ahora bien, ¿existe la depresión postvacacional para ellos también? Por lo que he leído y según algunos estudios esta patología sí la pueden sufrir nuestros perros y la verdad es que no me extraña porque su rutina cambia bastante. A ver cómo le explicas que si por ti fuera pasarías todo el año así con él pero te tienes que ir a trabajar y comienzan de nuevo un montón de obligaciones.

Así que lo mejor es prevenir esta situación.

¿Cómo?

Os lo cuento paso a paso:

  • Intentar no cambiar muchísimo su rutina durante las vacaciones, es decir, si está acostumbrado a salir a primera hora intentar levantaros para seguir con esa costumbre.
  • Darles de comer a su hora de siempre.
  • Dejarles descansar. Lo normal es que durante el resto del año se pasen muchísimas horas durmiendo en casa por lo que tenemos que intentar no trastornar este ciclo por completo. Yo lo que suelo hacer cuando nos vamos de vacaciones es aprovechar para dar el paseo que damos normalmente pero por lugares nuevos (como la playa) y comer siempre en casa o en el alojamiento que estemos y echarnos la siesta y así todas esas horas Blondi aprovecha para dormir.
  • No le hagas que te acompañe a todos los sitios si eres de los que en vacaciones no pisa por casa porque quizás es mejor dejarlo en casa unas horas tranquilo que llevárnoslo siempre con nosotros.
  • Deja un par de días antes de volver al trabajo para volver a la normalidad y establecer de nuevo la rutina que sueles tener siempre para que esta nueva adaptación sea progresiva y no de golpe porque ahí es cuando nuestro perro no entiende por qué vuelve a estar solo tanto tiempo o sale de casa menos de un día para otro.

IMG_2708.png

¿Cómo podemos saber si nuestro perro está deprimido?

Es fácil. Notaréis que os busca todo el rato y que está más mimoso de lo normal, que intenta llamar vuestra atención por lo que no os sorprendáis si coge zapatillas o muerde el sofá cuando antes no lo hacía, si ladra sin parar cuando se queda solo, si araña la puerta cuando te vas… vamos lo que viene siendo la clásica ansiedad por separación.

Muchos de vosotros sabéis lo complicado que es que la superen por lo que no debemos dejar que vuelva a aparecer tras las vacaciones y tenemos que ayudarles a acostumbrarse de nuevo a su rutina habitual.

Blondi por el momento está como una rosa a pesar de la vuelta a la realidad porque ha visto de nuevo a su pandilla perruna y ha vuelto a su deseado sofá aunque los tres primeros días sí que venía y me daba con la pata para que la hiciera caso y eso que el cambio no ha sido muy brusco porque de vacaciones me adapto mucho a ella.

blondi-vigilando.png

Y mientras unos vuelven como nosotros seguro que otros os vais así que no olvidéis seguir estos consejos y ¡a disfrutar de las vacaciones!

Deja un comentario