Mi perro no quiere comer pienso

Si estás leyendo este artículo es porque seguramente más de una vez te ha pasado y tu perro ha olido su pienso y no se lo quiere comer.

La verdad que si nos ponemos en su lugar tienen mucha razón porque ¿os imagináis tener que comer siempre lo mismo?

Como he dicho otras veces, Blondi come tanto comida natural como pienso. Es verdad que cuando le doy dieta BARF disfruta y se lo come que da gusto porque es realmente la alimentación que ellos seguirían si vivieran en plena naturaleza. Eso sí, tengo que deciros que por ejemplo las vísceras no se las come tan bien y a veces se las tengo que triturar mucho o incluso pasarlas por la sartén un poco para que se las termine comiendo.

Y es que al final nuestros perros tienen la capacidad de elegir y de decirnos lo que les gusta y lo que no y con el pienso es algo que suele pasar mucho.

Si ésto os ocurre a vosotros yo os propongo varias cosas:

La primera que descartéis que si el perro no come es porque está aburrido realmente del pienso o que quizás tenga algún problema que le ha quitado el apetito, es decir, que si le dais otro tipo de comida, comprobaréis si es por aburrimiento o porque quizás tenga algún problema en su organismo que le hayan quitado las ganas de comer y para ello ir al veterinario es la mejor opción.

El caso es que si en lugar del pienso le damos comida húmeda, paté, carne… y la devora es porque ha aprendido una conducta y quiere decirnos que el pienso ya no lo quiere.

descuento-pienso-essence.png

¿Qué podemos hacer entonces?

Si elegimos la opción de darles pienso a nuestro perro, darle uno de alta calidad y probar con distintos sabores.

Si aún así nuestro perro lo que está haciendo es retándonos para que no le dejemos sin comer y le demos a cambio comida de la que a él le gusta, podemos aguantar un día o día y medio sin darle nada más hasta que vea que la única opción que tiene es la de comerse su pienso y si aún así tampoco come, debemos darle algo de comer porque si no su glucosa descenderá, es sí, no darle en exceso, si no dejándolo que se quede con hambre para que termine comiéndose su pienso.

Es importante que durante este proceso no le ofrezcamos ninguna opción más a nuestro perro y que tenga siempre disponible su cuenco con pienso y agua ya que hay que volver a enseñarle que su verdadera comida es el pienso y  no esos cachitos de salchicha o chuches que tanto les gustan porque al final son como niños y si les dejamos sólo se alimentarían de macarranos, chocolate…

Otra de las tácticas es utilizar las cápsulas de Essence para verter por encima del pienso. Yo las he probado y ¡son milagrosas! Están hechas con ingredientes totalmente naturales y son como una especie de sopa con verduras y carne que les encanta y les estimula mucho a la hora de comerse el pienso. Además con el código BLONDI os hacen un 10% de descuento en estas cápsulas y también en el pienso de esta marca.

essence-para-comer-pienso.png

Y por último también os propongo también la opción hacerles un juego de olfato. Yo a Blondi a veces se lo meto en los juguetes Kong o se lo voy escondiendo o esparciendo para que lo vaya buscando y sea más divertido para ella.

juegos-de-olfato-para-comer-pienso.png

¡Espero que os haya servido de ayuda! Y os animo a que me contéis qué hacen vuestros perros con el pienso.

Deja un comentario