¿Como conseguir el vínculo con tu perro?

Yo siempre había escuchado eso de tener un vínculo con tu perro pero la verdad que hasta que Blondi no llegó a mí no supe muy bien que era. A día de hoy estoy tan vinculada con ella que con una mirada ya puedo saber lo que quiere y ella saber por ejemplo mi estado de ánimo.

Y es que tener un perro no debería ser simplemente sacarle a pasear y darle de comer, sino que una simple caricia, jugar con su pelota favorita o correr juntas puede convertirse en la conexión más especial entre nosotras. Es más, creo que comenzar a educar a un animal sin tener todavía esa relación puede ser peor porque en mi caso ¿cómo voy a quitarle los miedos a Blondi si no fuera la persona más especial para ella? ¿O si ni siquiera confiara en mí? Tengo la seguridad de que me seguiría hasta el fin del mundo y esto hace que todo sea mucho más fácil.

IMG_2274.png

Ahora bien, ¿cómo se consigue crear este vínculo?

(Como siempre os cuento mi propia experiencia por lo que si vosotros hacéis cosas distinta os animo a que lo dejéis en los comentarios)

  • Cubrir sus necesidades básicas y con esto no me refiero sólo a que tengan su platito de comida y agua, sino que sacarlos cada día a que hagan ejercicio es imprescindible.
  • Divertirse juntos para mí es la mejor manera de volver al pasado y reírme como una niña a la vez que consigo que nuestra unión sea todavía más fuerte. Hay gente que me pregunta cómo consigo que Blondi incluso estando en la calle jugando con amigos consigo que venga cuando la llame. No es magia (jajaja) se trata de que yo para ella soy lo más divertido del mundo entero (incluso más que sus amigos perrunos mientras se revuelcan en el barro). Por supuesto ella pasa mucho tiempo jugando con sus amigos pero yo también le dedico tiempo cada día aunque reconozco que por nuestro estilo de vida a veces nos cueste sacar ese ratito. Yo os animo a hacerlo de verdad; eso sí, tener en cuenta que cuando digo jugar no digo estar yo mirando el móvil y tirarle la pelota para que corra y me la traiga, eso no es un amigo como Dios manda eso sólo es un lanzador de pelotas que cualquiera lo puede hacer, se trata de correr con ellos, esconderte y que te busquen, tirarte por el suelo si hace falta…

_MG_2881.png

  • Ser claros con ellos. Por ejemplo en situaciones como que se suba cada vez que llegamos a casa y no le regañemos pero cuando lo hace con un desconocido o una visita le regañamos. Debemos ser nosotros los primeros que tengamos claro cuál es la manera que queremos que se comporte y a partir de ahí actuar siempre de la misma manera y así ellos tendrán más claro lo que está bien y lo que está mal. Esto hará que nos enfademos en menos situaciones, existan menos frustraciones y su confianza con nosotros mejore.
  • Descubrir su forma de ser. Al igual que nosotros tienen sus propios gustos, sus miedos, sus necesidades y cada perro es diferente por lo que debemos dedicar tiempo a averiguar qué cosas le gusta y cuáles no y evitar compararlos con otros perros ¡cada peludo es único! A Blondi por ejemplo no le gusta el pan duro, le encantan las cacas de oveja (y las de humano), le dan miedo las rampas de los garajes, se vuelve loca con las pelotas que suenan, le gusta hacer caca siempre en tierra…

IMG_4509.png

  • Entenderles. Ellos continuamente nos dan señales de lo que quieren como por ejemplo cuando cogen la correa para salir a la calle o se sientan al lado de su cuenco porque se han quedado sin agua. Sólo hay que prestarles atención.
  • Dejarles ser perros. Aunque ya lo haya dicho más veces, ellos tienen sus instintos y aunque no sean los mismos que los nuestros debemos respetarlos por lo que tienen que olfatear, restregarse en lugares donde no suele haber buenos olores, morder palos, lanzarse a los charcos… ¡son cosas de perros! Y si encima tú te unes a ello, ya si que serás la pera limonera y seguramente ese vínculo se haya fotalecido… y mucho.

IMG_5341.png

Además, estoy convencida de que esta relación se puede conseguir con cualquier tipo de perro, sólo hay que tener paciencia y tiempo.

Deja un comentario