¿Cómo convertirse en el perro influencer del año?

Muchos me preguntáis cómo he conseguido que el perfil de Blondi tenga casi 30.000 seguidores sólo en Instagram y, aunque no me gusta mucho eso del término perro influencer, hoy os voy a contar cómo hemos logrado crear una gran familia amante de los perros a través de las redes sociales.

Lo primero de todo. Yo soy Community Manager, es decir, me dedico todo el día a gestionar redes sociales para empresas, por eso, hace 2 años dije: “Ya que me paso todo el día creando contenido para otros, ¿por qué no crear un blog con Blondi ya que vamos a un montón de sitios y pasamos tanto tiempo juntas? Fue entonces cuando comencé a escribir en él, subir vídeos en Youtube y post en Facebook, Twitter e Instagram.

Así empezó todo, lo que nunca imaginé es que en tan poco tiempo tantas personas se sintieran identificadas con nuestro estilo de vida y llegar a tener una gran repercusión entre España.

Y lo que creo que ha pasado ha sido ésto:

-He sido real. Nuestra vida no es de color de rosa y tener un perro de 35 kg y de una raza no muy bien vista por muchos, hace que tengamos problemas a veces, por eso siempre cuento todo: lo bueno y lo malo. Creo que eso de ser “influencer” y contar sólo lo bien que te va la vida no es real, siempre hay cosas no tan buenas que además sirven a personas que quieran adoptar un perro para ver que no todo es felicidad.

-He utilizado el poder de las redes sociales en sentido positivo. Eso del “postureo” tampoco va con nosotras, por eso intento concienciar sobre el abandono, el maltrato, la discriminación por razas y tamaños e intento incentivar a las empresas a que sean dog-friendly de verdad porque cada vez somos más los que consideramos a nuestros perros parte de la familia.

mascota-instagramer.png

-He sido constante en las publicaciones. Desde que abrí el blog admito que he tenido temporadas en las que no me daba la vida para escribir post o ni siquiera para hacerle a Blondi una foto en condiciones, pero a pesar de ello, siempre he publicado varias veces a la semana porque al final, la gente quiere saber de nosotras.

-Le he dedicado mucho tiempo. Para crear contenido de calidad en el blog o un vídeo para Youtube con una buena edición, se necesitan horas que quito de mi tiempo libre para hacerlo, pero cuando algo te gusta, no te importa.

-He cuidado las imágenes. Aunque lo de la fotografía no es lo mío, es cierto que no subo nunca cualquier foto, la pienso mucho antes de hacerla y luego la retoco. Creo que hay que ser profesional cuando te diriges a tantas personas.

perro-influencer.png

-Cuento todo. Al igual que subo un post muy bonito sobre nosotras en momento amoroso, también podéis ver a Blondi meterse como loca en los charcos, teniendo una discusión con otro perro o robándome las zapatillas. En definitiva, lo que es la vida con un perro.

perro-instagramer-2019

-Soy natural, o al menos, lo intento delante de la cámara. Mi madre siempre me dice: “Hija, cómo subes esa foto o cómo sales en el vídeo con esas pintas…”. Aunque no lo creáis también tengo algo de ropa de vestir en el armario pero cuando estoy con Blondi no me pongo precisamente mis mejores galas, por eso me véis al natural en mi día a día.

-No utilizo a Blondi como un mono de feria. Respeto que haya cuentas que disfracen a sus perros o les hagan hacerse fotos en una determinada postura o subidos en tractores, motos… Ése no es mi objetivo. Nunca obligo a Blondi a hacerse una foto porque lo importante es ella y que esté a gusto y no que una foto sea muy original para tener miles de me gusta.

-Digo NO a muchas colaboraciones. Yo no vivo de ésto, ni quiero. Tengo el blog y las redes sociales porque me gusta conocer a otros amantes de los animales pero me niego a promocionar piensos o productos que ni yo misma le daría a mi perra.

-Intento contestar a todos vuestros comentarios y mensajes privados. Aunque a veces me es difícil porque cada vez sois más, creo que merecéis siempre una respuesta. Para mí ser un perro instagramer no se trata de que yo suba una foto y tenga 2.000 likes y piense: “mira cuánta gente dice lo bonita que es Blondi”. También me gusta conoceros a vosotros, vuestros perros e intentar ayudaros en todo lo que esté en mi mano.

mascota-influencer.png

-No utilizo más de 5 hashtags. Mi intención no es llegar a mucha gente y tener miles de fans, si no que los que siguen a Paseando con Blondi sean gente como yo. ¿De qué me serviría tener 100.000 seguidores si la mitad son de Japón y ni entienden lo que pongo?

-Cuido los textos. No soy de poner “Buenos días amigos” ó “¿Qué tal va el fin de semana?. Cada publicación tiene un texto pensado y cuidado, por eso cada post lleva un trabajo detrás que muchas veces no se ve.

perro-popular-redes-sociales

-No me obsesiono con la cantidad de seguidores. A veces entre influencers parece una competición a ver quien tiene más. Lo importante para mí, es que los que tengo, sean 100% auténticos, hablen con nosotras y sintamos que, aunque no nos hayamos visto nunca, nos conocemos.

Espero que os haya gustado y no olvidéis dejar las cuentas de vuestros perros en los comentarios para verlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.