¿Es malo que mi perro se suba al sofá?

El otro día subí una foto en Facebook e Instagram para contaros lo que sucede en nuestra casa con el sofá. Como os dije, Blondi desde siempre ha sido dueña y señora del mismo llegando a tener su propio sitio en él.

Ahora bien, también quería saber lo que sucedía en vuestras casas y la mayor parte de vosotros comentó que también les deja subirse al sofá. Y no me extraña porque casi todos caemos rendidos ante esas miradas de pena y lo que nos gusta acurrucarnos con ellos.

Sin embargo, también me escribísteis muchos sobre qué hacer para que no lo hiciera porque eso estaba mal.

perro-en-la-cama.png

Y ahora yo pregunto ¿por qué está mal que nuestro perro se suba al sofá? Creo que es una decisión personal en la que no está bien ni mal, cada familia debe hacer lo que considere oportuno. Y es que para mí la clave de esta cuestión es sencilla: Si decidimos que nuestro perro se suba al sofá, debemos dejar que lo hagan SIEMPRE, de lo contrario podemos crearles conflictos a nuestro animal.

Uno de los mayores errores que solemos cometer los humanos es decirles: venga sube, pero… ¡sólo hoy!, o también que unos miembros de la familia si le dejen y otros no, o dejarles cuando estamos sólos pero no cuando vienen visitas a casa por ejemplo.

¡Grave error!

Entonces, ¿qué hay que hacer: dejarle subir o no? En realidad, podemos decidir lo que queramos, siempre que seamos conscientes de que, si el perro sube al sofá, deberá poder hacerlo SIEMPRE (incluso cuando llegue lleno de barro de de la calle) y, si no queremos que suba, no deberá poder subir NUNCA.

blondi-en-la-cama.png

¡Ojo! Que a mí tampoco me gusta que se suba cuando viene sucia de la calle, por eso os aconsejo que si les dejáis, tengáis siempre fundas puestas y que nada más entrar del paseo vayáis directos a limpiarles pero no les volváis locos con ahora sí, ahora no.

Para una buena educación deben existir normas pero que se cumplan siempre de la misma manera y no cuando a nosotros se nos antoje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.