Receta de asadura con verduras

Sé que para muchos os parecerá algo difícil el hecho de cocinar para vuestro perro porque muchas veces no tenemos ni tiempo de cocinar para nosotros mismos. Yo solo os puedo decir que es la mejor manera de saber lo que realmente les estamos dando y os aseguro que su cara mientras lo preparas no tiene precio.

Esta receta es una de las preferidas de Blondi y la suelo preparar unas dos veces al mes y me da para varios días porque se lo divido. Se trata de asadura con verduras.

Por lo tanto, ¿qué necesitaremos?

  • 1 asadura (se compra en la casquería)
  • 2-3 zanahorias
  • 1 calabacín
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen

Lo primero que debemos hacer es rallar la zanahoria, como véis yo la dejo muy picada porque sino Blondi empieza a apartar la verdura y así se la come toda sin darse ni cuenta.

zanahoria.png

Por otro lado, tenemos que pelar y trocear el calabacín, éste yo lo suelo dejar en rodajas muy finitas. Podéis utilizar otras verduras que tengáis en la nevera aunque yo os aconsejaría que la zanahoria fuera una de ellas por todos los beneficios que tiene para nuestros peludos.

Si pedís la asadura ya en trozos ¡mucho mejor!, de lo contrario, la tenéis que cortar en trozitos y a mí la verdad es que me da un poco de “grima” hacerlo.

Una vez ya tenemos estas tres cosas preparadas, cojemos una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite y vertemos todos los ingredientes.

Ahora es cuando llega lo más importante de esta receta que es dejarlo el tiempo justo, es decir, que la asadura esté un poco hecha por fuera pero cruda por dentro. Vamos, que el tiempo que lo debemos tener en la sartén no sea más de unos 3 minutos aproximadamente a un fuego alto, lo salteamos todo un poquito ¡y listo!

Después lo vertemos en su cuenco de comida y aunque nos estén mirando con cara de pena ¡por favor, esperar a que se enfríe!

asadura-perro.png

Ahora bien, seguramente os empezaréis a preguntar ¿qué cantidad debo darle a mi perro? Lo cierto es que yo soy muy de cocinar siempre “a ojo” pero lo importante es que siempre calculéis que haya aproximadamente un 30% de verduras.

Para que os hagáis una idea, yo suelo utilizar unos 300 gramos de asadura y 35 gramos de verdura por lo que si tenéis perros más pequeños disminuir en proporción las cantidades.

Imaginaros si para los humanos el comer es un placer, ¡para ellos ni os cuento! así que os animo a que saquéis un poco de tiempo porque ya véis que no se tarda mucho y que le cocinéis a vuestro perro.


¡Os aseguro que con este plato se relamerá unas 150 veces después!

Deja un comentario